23. Sos una tormenta

facebooktwitterredditpinteresttumblrmail

Atorrante en ocasiones, abrumante de siempre. Sos un viento que me arrebola, que me mueve. Sos la lluvia torrencial que envuelve cada pensamiento, que recorre cada parte de mi cuerpo. Sos la paz, sos el caos. Ocurres día, tarde, noche, ocurres durante todo el año, ocurres en toda mi vida. Sos una tormenta que me agita y me naufraga, para devorarme por completo, que me extravía junto con ella por siempre, por todo el tiempo. Sos una tormenta que un día sin avisar comenzó y que ya no termina, ni aunque lo pida el santo, ni aunque lo ruegue el pueblo. Sos una tormenta, con nombre, con apellido y consignatario. Sos una tormenta que acompaña mis pasos, mis sueños y, lo mejor, que me acompaña cada noche y cada que despierto. Sos una tormenta, y sos la mejor de las tormentas, porque cuando vos apareces, el sol me importa una nada, pues cuando vos apareces quiero encerrarme contigo para no hacer nada más, que lo que se debe hacer en días de tormenta y trueno.

facebooktwitterredditpinteresttumblrmail