—1011 (y qué)

facebooktwitterredditpinteresttumblrmail

Dime una cosa. Una sola. Una y ya.

¿Maduramos?

No lo siento, no lo creo. Seguimos siendo los infantiles que vivimos felices. Juntitos disfrazando todo entre matices.

Quizá a la vista de los demás somos maduros. Quizá los otros nos miran y piensan “manejan bien su vida, ojalá pudiéramos hacer las cosas como ellos”. Claro, siempre y cuando superen el hecho de cómo nos vestimos, pero ese es otro asunto.

Creo que no hemos madurado porque nunca nos hizo falta. Simplemente somos y nos complementamos tan bien que no hace falta meter más cordura a nuestra realidad que en verdad es solo eso: de vez en vez nos detenemos y nos ponemos nuestras máscaras de cartón de gente seria. Hacemos nuevos planes. Hacemos números. Hacemos un guion y simplemente lo vamos adaptando en el camino.

Improvisamos si es necesario. No hacemos cortes o nuevas tomas. Lo que pasó se ha quedado en la historia y reajustamos si hace falta. No siempre al termino del año vemos todo hacia atrás y decimos “vaya, este año merece un Oscar” (de hecho, casi nunca), pero no podemos negar que nos la pasamos bien en ocasiones y muy bien en otras. Lo demás es escena de fondo donde más somos extras que protagonistas, pero… ¿y qué? Estoy bien contigo y soy feliz siendo quien te acompañe hasta que los créditos deban de empezar a correr.

Ahora que lo pienso… Nada de lo escrito arriba hace sentido, pero te repito… ¿y qué?

facebooktwitterredditpinteresttumblrmail